¡Bienvenidos!

Por: Álvaro Zárate

Hola! Te damos la bienvenida a esta locura. A fines de 2014 fundamos Waves con Miguel Burriel y Paul Bragiel. Waves es una aceleradora de negocios, lo que significa que vamos por Latinoamérica en busca de startups innovadoras en etapas tempranas. Si encontramos empresas con mucho potencial, invertimos un monto de capital semilla (entre $20,000 y $100,000) y les damos acompañamiento intensivo a cambio de un % de sus acciones.

Sin embargo, nos encontrábamos en problemas cuando teníamos que buscar propuestas dentro del Perú, país en donde Miguel y yo vivimos. Se trata de un país muy rico y creativo con más de 3 millones de emprendimientos, mas con un contado número de startups en marcha y con tracción en el mercado. El contraste demostraba que algo faltaba en materia de innovación en la base de la pirámide y, medio entre juego y side-project, nos pusimos a pensar en qué oportunidades traía este panorama y qué soluciónes podría encontrársele.

Cuando Miguel piensa mucho hace cosas como estas (sí, es de ese tipo de profesores).

El Experimento

Siendo ambos profesores de negocios en la universidad, encontramos que en las aulas podíamos correr algunos experimentos con nuevas metodologías diseñadas para un público que aún no conocía sobre el mundo startup. Muchos de nuestros alumnos son del programa working adults (ejecutivos que buscan concluir una carrera) y varios son emprendedores con años de experiencia, lo que nos permitía entablar contacto continuo con profesionales de perfil muy interesante.

Lo que siguió fue un caso de estudio. Apenas los estudiantes interiorizaban conceptos lean y de escalabilidad y trabajaban bajo estos métodos, eran capaces de diseñar un modelo de negocio innovador y replicable, diseñar un prototipo, validarlo y finalizar con clientes reales. En menos de 4 semanas.

Entonces validamos que la problemática puede ser resuelta si nos exponemos a un cambio de mentalidad y abrimos nuestra mente para experimentar y fallar. Llevamos a cabo el experimento en diversos contextos hasta encontrar la manera más adecuada de convertirlo en algo que genere gran impacto social, y conseguimos un fuerte apoyo de municipalidades e instituciones del estado como el Ministerio de la Producción para implementar un programa de largo aliento para el país.

 

Hipótesis validada

Las City Incubators son entonces una red de incubadoras de negocios soportada por municipalidades y gobiernos regionales que brinda gratuitamente a los ciudadanos un programa de entrenamiento y mentoría para transformar sus emprendimientos de enfoque tradicional en startups escalables, de alto impacto y apoyados por la tecnología.

El programa es abierto para todos, pero hay un especial foco en captar emprendedores tradicionales que ya tienen un negocio en marcha. Hablamos de personas con años de experiencia y que saben lo que es sacrificarse e invertir, pero que aún no han tenido exposición a las oportunidades que brinda la tecnología, a metodologías para diseñar un modelo de negocio escalable ni a herramientas para validar la adopción del mercado tal y como lo hace una startup. Así que sí, estamos planteando transformar mypes en startups, y eso es un reto nuevo.

Sabemos que es un terreno poco explorado para nosotros. Miguel y yo trabajamos juntos en Startup Academy, un programa de entrenamiento y mentoría para emprendimientos tecnológicos. Debemos haber visto más de 450 startups allí y unas 100 más en la universidad y por tanto, estábamos acostumbrados al lenguaje técnico y académico y a relacionarnos con emprendedores más jóvenes con mentalidad startup. Esto significó un desafío cuando comenzamos con nuestra primera prueba de concepto en el sector de Lima Norte con la primera incubadora de la red.

El alcalde de la Municipalidad del distrito de Los Olivos, al norte de Lima, fue buena onda al ofrecernos sus recursos para desplegar la incubadora de Lima Norte. Uno de sus recursos más divertidos es un muñequito de olivo!

Luego de un proceso de pre-incubación en talleres intensivos con 100 participantes, se seleccionaron 10 startups para el proceso de incubación de cuatro meses. Los resultados fueron muy poco convencionales y llamaron mucho la atención, se trata de emprendedores que en un taller de 2 días cambiaron su mentalidad y generaron radicales e intersantes cambios en el enfoque de sus propuestas.

 

CUATRO incubadoras Y 40 STARTUPS para fin de año

La Municipalidad Metropolitana de Lima viene apoyando mucho desde su gerencia de desarrollo económico, y gracias a ello de un día para otro hemos sumado 15 locales en 11 distritos que funcionarán como espacios de coworking o de trabajo colaborativo para libre uso de los emprendedores incubados, y nos brindan el alcance suficiente para llegar a los empresarios de mypes que más puedan necesitar de algo como esto para reinventarse.

Y así es como el compromiso está hecho en abrir un total de cuatro incubadoras en diferentes zonas de la ciudad. Se realizarán los respectivos procesos de pre-incubación y, si encontramos un nivel adecuado, se seleccionarán 30 startups más para finales del 2015. El objetivo es trabajar cada año con más de 1,000 emprendedores y seleccionar a por lo menos 40 startups para el proceso de incubación.

De seguro que aprenderemos muchas cosas inesperadas en el camino. Cuéntanos qué piensas, ¡esperamos conocerte pronto!