#TESTIMONIO: NOOBE

#TESTIMONIO: "UNA DE LAS EXPERIENCIAS MÁS VALIOSAS HA SIDO TRABAJAR JUNTO A OTROS EMPRENDEDORES QUE ESTÁN PASANDO POR DESAFÍOS SIMILARES" 

Por: Irina Ávila

Somos Irina Avila, Jinme Mirabal y Tito Luyo, fundadores de Noobe.

Noobe es un dispositivo electrónico que detecta la presencia de gases tóxicos en el ambiente para facilitar la toma de decisiones para el cuidado de la salud. El aparato obtiene datos geolocalizados por medio de sensores para mostrar en forma gráfica la información y está diseñado para instalarse en bicicletas, motocicletas y otras unidades de transporte público.

Este fue el proyecto que presentamos a la convocatoria de City Incubators a fines de 2015, y al ser seleccionados no imaginábamos todos los conocimientos y experiencia que obtuvimos para empezar a convertir en realidad nuestro emprendimiento. Recordando las primeras recomendaciones de nuestros mentores: “No esperes a que lleguen los clientes, sal a buscarlos, sal a conocerlos, haz que amen el producto” y “No dejes de mejorar tu producto, cada día es una oportunidad de mejorar algún detalle…”,  después de tantos intentos podemos decir que fueron muy eficaces para persistir y no morir en el intento, hasta que por fin conseguimos nuestro primer cliente.

Cuando iniciamos, dadas las capacidades técnicas del equipo nos fue fácil construir el primer prototipo, y pensamos que con solo tener la tecnología el resto no sería tan complicado. Muy entusiasmados iniciamos la validación de la propuesta y con ella las primeras desilusiones, pues no estaba enfocada en el uso sino mas bien en muchas posibilidades técnicas que ofrecía el producto, y tuvimos que darle muchas vueltas al modelo. En estos cinco meses muchas trabas aparecieron y fuimos descubriendo nuestras limitaciones, principalmente en la falta de formación y habilidades empresariales. Afortunadamente, avanzamos gracias a varios factores:

- Las fortalezas de nuestros mentores que cada día se preocupaban en cómo podían ayudarnos.

- La colaboración mutua que nos dimos entre los equipos incubados. Por más que fuéramos proyectos muy distintos entre sí, creemos que una de las experiencias más valiosas del programa ha sido trabajar junto a otros emprendedores que están pasando por desafíos similares.

- Las oportunidades brindadas por City Incubators para contactar con actores destacados del ecosistema. Las conexiones te abren puertas y te ahorran muchísimo tiempo.

De todo lo visto, siempre habrá aprendizajes que no se pueden asimilar hasta que se experimentan, pero con la oportunidad de compartir lunes a lunes la entrega y compromiso de nuestros mentores sin duda hemos interiorizado profundamente esto que nos repiten todo el tiempo sobre “ser un fanático en lo que haces y buscar la excelencia”. Gracias Álvaro y Miguel.

Invitamos a todos los emprendedores a postular y competir por un lugar en City Incubators. ¡Es una increíble experiencia!  → ¡Postula aquí!